LOS LIMONEROS

Una película con mucha luz, una luz mediterránea, con una gran carga social, en un escenario hostil  como el conflicto Israel, Palestino de telón de fondo. Es una versión de la lucha entre David y Goliat. Salma, una viuda palestina, decide librar una batalla contra el ministro de Defensa de Israel, cuya casa linda con su campo de limoneros, en la frontera entre Israel y los Territorios Ocupados. La policía no tarda en decretar que los árboles de Salma representan una auténtica amenaza para el ministro de Defensa y su familia, y ordena que se talen. Pero Salma decide luchar para salvar sus árboles y su vida. En la película se ve una bonita complicidad invisible entre la mujer del  ministro y Salma, y una relación no llena de prejuicios entre el abogado y su defendida, desde luego es una sencilla historia digna de ver.

 

 

 

Anuncios

AGUA

Necesitaba volver a encontrar una película que me removiera por dentro, que tocara fibras aletargadas, sin que me hiciera un daño sangrante, necesitaba volver a encontrar a alguien que me contara un cuento con grandes dosis de ternura, necesitaba descubrir que hay otro tipo de cine, un cine que despierta olores que  los colores traspasan la pantalla y se juntan con espontáneas lágrimas, un cuento que me descubra que la ingenuidad y la inocencia es sagrado y que lo sagrado es intocable y si se toca es cuando viene el verdadero pecado, necesitaba empaparme de agua, que el agua me purifique, necesitaba beber un rato de belleza, ducharme de música celestial. Nadie debería perderse este bocado que el azar ha puesto a mi disposición dejando a  mi curiosidad el resto. Conciencia y fe, una lucha entre ambas podría ser la moraleja de esta exquisita y maravillosa película.

After

 

Es una manera un poco exagerada pero se asemeja a la vida en la que nos encontramos sin ánimo de generalizar, encontrar un aliciente a nuestras insatisfacciones, vacíos creados por haber logrado lo que la sociedad denomina felicidad, cuando tienes una vida idílica, exitosa y plena, ¿Qué queda?, pues esta película da un visión desde tres puntos de vista, como llenan tres personajes rondando la cuarentena esas frustraciones. Desde luego es una película para la reflexión, acompañada de una buena banda sonora, con unos actores que en líneas generales están muy a la altura, hay que verla.

CINEMA PARADISO

 

 

Cuando una película la ven dos niños de seis y cuatro años respectivamente sin pestañear, sacando de ella conclusiones y valoraciones, preguntando el por qué de muchas de las escenas, cuando el padre de esos niños se emociona y sus hijos lo notan y le abrazan y preguntan por que lloras papá es por que la película es de una intensidad brutal, una elegancia eminente, una ternura honda, una exquisitez sin igual. Una película que cuando salió me pilló con veinti pocos años, y no se ven como cuando uno se acerca a los cuarenta donde casi se mastican las emociones, donde además hay una predisposición a sentirla, a vibrarla y de que manera. El viernes la regalaba un periódico de tirada nacional y no dejé pasar la oportunidad, si fuera Ministro de Educación la mandaría obligatoria en los colegios, es una gran apología hacia el séptimo arte, a la amistad, un gran reflejo de la sociedad italiana de la época que no dista mucho de la nuestra,  preciosa, excelente, magnifica, maravillosa, divina, perfecta, primorosa, exquisita, deliciosa, encantadora. Que puedo decir la Ennio Morricone que la adereza haciéndola si cabe mucho mas grande, donde hace un nudo en el estomago, donde sujeta las lágrimas hasta el límite aquí dejamos un regalo para complacencia.

 

 

 

 

 

RECETA PARA CONQUISTAR A ESA PERSONA…

Adolfo Estrada Estrada 
 
 

Coges un cuarto de tranquilidad y la echas a la sartén a fuego lento, previamente bien calentada; la remueves hasta que esté doradita, ¡sin que llegue a quemarse¡ una vez dorada, le añades una pizca de carácter y temor. Medio vaso de besos, una cucharada sopera de caricias, tres de paciencia y medio litro de comprensión. Lo agitas hasta que esté caliente; después le echas cuarto y mitad de dulzura, dos vasos de pasión y tantos kilos de amor como años quiera que dure. Lo dejas en la sartén moviéndolo continuamente hasta que cada ingrediente suelte su jugo y por último le añades medio vaso de ilusión, dos cucharadas de deseo, una pizca de celos y medio kilo de confianza.

Si lo mimas, saldrá un plato tan exquisito…

 

 

 

El cielo en tus manos

 

Geovanna Galera

 

Via verde de la jara

 
 
 
 
 
Ayer fuimos a la Via verde de la jara, pasamos un dia extraordinario, claro que hoy no nos podemos ni mover, pero merece la pena, ademas el dia acompañó quizás un poco de calor pero en general un buen balance, el campo esta precioso, este año esta muy bien el chiringuito que es como un oasis en medio de desierto en el que tomamos una Coca Cola que nos pareció como el maná, pero lo que realmente disfrutamos fueron unas jarras de cerveza con limón al final de la jornada, hasta la próxima aventura.