IMAGINA

 
Imaginate un cajero
que dispense una sonrisa,
que sirva de sonajero
que convierta el odio en brisa.
 
Imagina papeleras
donde desechar tormentas,
y basureros de ideas
para quienes las alimentan.
 
Imagina una imagen
que solo exista y no venda.
Imagínate un traje
no sea arma, ni herramienta.
 
Imagínate a la Curia
sin política ni empresa.
Imaginate su furia
si Juan Pablo fuera Vanesa.
 
Imagínate que un móvil
tiene cobertura en el cielo.
Que alguien llame al encargado,
pues reclamo y pongo queja.
Que este su invento es una mierda,
que nunca está o comunica.
Que si a Pinochet le hacen sitio
echando a un gay del cielo,
su tolerancia es una divisa,
y su corazón, Dios de hielo.
 
 
-Thus di Fellatio-
(El Príncipe de la Dulce Pena)
 
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: