SECRETOS

 
 

Cuando voy dando paseos por una céntrica y concurrida calle o por el metro, cruzándome con gente, pienso en los secretos que guardamos cada uno de nosotros, tantos como gente nos cruzamos, me interesa ese lado  intimo que cada uno tenemos, que no es fácil predecir cuando nos damos a conocer, incluso conociéndonos, siendo muy amigos o familia ni siquiera sospecharíamos, esos secretos a veces se van a la propia tumba, como la noticia de la que me hice eco hace unos días, que tras la muerte de un señor, su mujer y sus hijas descubrieron que se travestía, guardaba baúles enteros de ropa y lencería de mujer, la hija decía que no sabía que hacer con tanta ropa, optaron por venderla. Eso me hizo pensar en la parte esa que todos tenemos dentro de nuestra cabecita que creo que nos hacen mas libres o mas anárquicos, el lado oculto de nosotros mismos, secretos del corazón, secretos de la pasión, secretos del odio, del rencor, de la lujuria, de la ternura, del delito. Algunos de esos secretos solo se comparten con los cómplices, otros ni siquiera con ellos, lo que si es curioso es cuando salen a la luz sin saber por qué o sabiéndolo, se recurre a la frase echa, “No me lo esperaba de él o de ella” pero claro como dice alguien muy cercano a mi, “Todos tenemos un mejor amigo” y muchas veces afloran a la luz pública, y de que manera, por que esas cosas despiertan mucha expectación sobre todo en el vecindario. Por eso me gusta mirar a esa gente que me cruzo e imaginar cual es su secreto, como un juego particular mío, un juego de descubrir solo por su aspecto físico que escondería, miro a un padre ejemplar con sus hijos que seguro que esconde una caja de condones en la oficina para sus escarceos, que posiblemente le caduquen en el cajón, o una pareja madurita que intuyo frecuenta los locales de intercambio, fotos escondidas de alguien especial en lo mas recóndito del ordenador, mujeres enamoradas de otras mujeres, hombres enamorados de otros hombres, ludópata que hacen chapuzas para su vicio, fotos escondidas de su despedida de soltero o de soltera que por añoranza no desea deshacerse de ellas, un amante o una amante con la que vives la Petit Mort, incluso ese hombre o mujer intachable y con aspecto pulcro que les gustan que les azoten en unas sesiones masoquistas. Somos un universo dentro de un cuerpo, o sea millones de universos dentro de un mismo espacio que creamos  tantos y tantos secretos y fantasías como personas poblamos la tierra. Cuantas veces en los pueblos, en el barrio o en las cortes de palacio a lo largo de la historia se ha rumoreado que fulanito o menganito tiene un hijo fruto de un desliz extraconyugal, claro que ahí entra en juego los secretos a voces, esos ya son harina de otro costal. También podemos tener secretos que no tengan nada que ver con algo de lo que se denomina prohibido o pecado entre comillas, ayudar a un hermano económicamente a escondidas para no provocar la envidia de los demás cuñados y eso lo digo con rin tintín o a una asociación, el secreto de un diario, de escribir por el  mero echo de hacerlo y tenerlo oculto por miedo al rechazo o por creer que no es lo suficientemente bueno o simplemente hacer el bien sin tener que hacerlo público como algo intimo en el que te sientas reconfortado y en paz contigo mismo, como  dice el Papa Juan XXIII en su Decálogo de la Serenidad  “Solo por hoy haré una buena acción y no se lo diré a nadie”, yo particularmente hago apología de los secretos, es una forma de manifestación plena y auténtica del ser humano a ser quien eres como eres con tus defectos y tus virtudes pero pleno, lo que pasa que estos secretos a veces llevan implícitos algunos remordimientos y ese es el lastre que se arrastra, solo hay que dar una pasada para eliminar dichos remordimientos y todo de maravilla, además estoy completamente convencido de que son necesarios como algo fisiológico y humano, por eso estoy  de acuerdo con uno de mis parten er de blog cuando me dice que la sinceridad no es necesaria al cien por cien que con un poco menos también esta muy bien, tanto en un sentido como en otro, tampoco pido yo que me sean muy sinceros que eso a veces joroba, por eso los secretos y la sinceridad plena no están muy ligados.

MAÑANA ENTRAÑABLE

    http://www.eldragonlector.com/

Matrimonio Villota Rocha

 

Que regalo mas  maravilloso obtuve el miércoles pasado, hice memoria por si me había tomado un donuts por que desde luego el día me salió redondo, disfrutando de una escapada del trabajo para llegar a la librería El Dragón Lector donde nos esperaban con un entusiasmo y un cariño que casi se podía respirar en el ambiente, el matrimonio Villota Rocha que como habían prometido nos deleitaron con su sencillez y delicadeza abriéndonos su corazón, después de contarnos un poco sus proyectos, nos enseñó en el trabajo que está inmerso y se centró en un libro de poemas que quiere sacar, donde nos recitó un par de ellos que eran un deleite, ya por fin me hice con un ejemplar de El Bosque del Encuentro y como no podía ser de otra manera, dedicado, cosa que me hace una ilusión enorme así deseo expresarlo y animaros a que lo leáis por que merece la pena de verdad.